No nos prometan 10.000 “panes para hoy y hambres para mañana”

La semana pasada llamó nuestra atención la proposición “no de ley” presentada por el PSOE para el “retorno” de 10.000 investigadores en los próximos 4 años. En realidad, la propuesta no es novedosa. El mismo partido presentó una propuesta en todo similar el pasado mes de abril. Podemos, en su programa electoral también copian la idea (indexada con el número 36). Parece claro, pues, que es una idea (cifra incluida) que circula en ciertos entornos políticos.

Desde Ciencia con Futuro saludamos el lanzamiento de ideas, porque contribuyen a reanimar el debate. La Ciencia española necesita que se hable de ella. Pero un debate sobre medidas de recuperación de la Ciencia española requieren ideas bien preparadas y estructuradas. Y las propuestas de PSOE y Podemos no alcanzan el mínimo para poder ser comentadas: unos muy escasos párrafos de palabrería, una ausencia de cálculos económicos detallados o, en el caso de Podemos, poco más que un nombre (“Programa Margarita Comas”). Sin propuestas serias y detalladas lo que queda es publicidad: anuncios demagógicos para captar la atención (y los votos) de un sector social dramáticamente necesitado de reformas y financiación, pero sin intención de ofrecer soluciones.

Con esta entrada lo que sí pretendemos es iniciar ese debate necesario sobre las reformas insoslayables que se necesitan para evitar la sangría del sistema español de Ciencia.

Para entendernos es necesario comprender qué es la “carrera investigadora” en España. Un investigador la inicia al terminar su periodo de estudios. El primer paso es completar sus estudios mediante la realización de su Tesis Doctoral, periodo para el que, afortunadamente, habrá contado con un contrato laboral. Al terminar, el joven doctor se enfrenta a la búsqueda de financiación para el inmediato inicio de su carrera post-doctoral. El post-doc es un periodo de formación/especialización que, aunque no tiene una duración definida, en la actualidad se extiende sobre unos cuatro años. Para ello el joven doctor puede solicitar un puesto de Ayudante Doctor (universidades) / Sara Borrell (investigación sanitaria) / Juan de la Cierva (investigación en general), pero sólo si decide permanecer en España. Afortunadamente, en casi todos los estados europeos y norteamericanos hay programas públicos y privados que sí le ofrecerán financiación por ese periodo. En esos países, los laboratorios suelen tener suficientes fondos para contratar directamente a los candidatos de su interés.

Una vez pasados esos cuatro años, el investigador se considera completamente formado y puede aspirar a un puesto estable o incluso a formar su propio laboratorio. Para ello en España sólo existe una vía: opositar a Profesor de Universidad / Investigador en OPIs (organismos públicos de investigación). Ambos puestos están diseñados para crear nuevos laboratorios, por lo que si uno no quiere liderar debe optar a puestos técnicos para los que en principio no se requieren ni doctorado ni post-doctorado o depender eternamente de contratos temporales financiados por el laboratorio. La otra posible salida es emigrar.

Durante años este embudo ha asfixiado a la Ciencia española, mandando mucha gente fuera e implantando un modelo en el que cada laboratorio estaba formado por un único investigador alrededor del cual orbitan tal vez un post-doc y/o un técnico y un enjambre de estudiantes de doctorado. Los doctorandos son la única fuerza laboral que muchos laboratorios se puede permitir y, además, es la única que proporciona evaluación positiva al investigador líder, cuantificada por el número de tesis doctorales dirigidas. Como post-docs, técnicos o investigadores formados no aportan puntos al grupo, el investigador líder se ve desincentivado a contratarlos.

Para intentar rejuvenecer el sistema y mejorar su calidad, a principios del siglo XXI, el gobierno Aznar creó el programa Ramón y Cajal (RyC) para incorporar personal altamente formado, con particular énfasis en atraer investigadores españoles emigrados o investigadores extranjeros. Rápidamente, al programa le surgió una copia para investigación sanitaria: el Miguel Servet. Ambos programas se vendieron como tenure track positions. El tenure track es una especie de “oposición diferida” en la que, tras un largo periodo “en pruebas” (usualmente 3-5 años) y una serie de evaluaciones, se adquiere un puesto fijo en la plantilla de la institución. Contratos para investigadores, cinco años con promesa de estabilidad. ¿Les suena de algo? La política española siempre nos promete reinventar la rueda cada lustro o dos.

Lo que le pasa a un RyC por la cabeza. Crédito @AmebaCuriosa. Recogido de https://amebacuriosa.wordpress.com/2012/09/08/carta-de-un-ramon-y-cajal-a-un-espanol/

Lo que le pasa a un RyC por la cabeza. Crédito @AmebaCuriosa. Recogido de https://amebacuriosa.wordpress.com/2012/09/08/carta-de-un-ramon-y-cajal-a-un-espanol/

¿Por qué se vuelve a prometer algo que es en todo igual al RyC? Porque el RyC fue sólo un espejismo publicitario. Al principio se intentó mantener las formas. Se exigían solicitudes muy detalladas: no sólo tenías que indicar tus méritos sino plantear tus objetivos de trabajo durante los siguientes años, etc. En las últimas convocatorias sólo piden un curriculum vitae normalizado. El RyC es ya considerado un simple contrato post-doctoral, no un contrato para la incorporación de investigadores maduros. Los propios datos del ministerio reconocen su fracaso: tres cuartos de los beneficiarios del programa ya estaban trabajando en España en el momento de la concesión, el 40% de los solicitantes lo hacían para el centro dónde habían estudiado su doctorado (el ministerio no indica cuántos lo consiguieron). El programa RyC ha sido un fracaso a la hora de atraer investigadores de nivel a España, y en diez años no había alcanzado la cifra de 10.000 investigadores que se nos dice que ahora se contratarán en cuatro. También hemos sido testigos de cómo se incumplieron las promesas de tenure track: cómo, tras los cinco años y superadas las evaluaciones, se pedía a los investigadores que se volviesen a presentar a oposiciones (amañadas a su favor o incluso amañadas en su contra por oligarquías endogámicas en universidades y OPIs). Los casos más flagrantes llegaron a la prensa y a la red al terminar el periodo de la primera promoción. Las últimas promociones ya saben que no tienen la continuidad garantizada.

¿Qué aportan entonces estas nuevas propuestas? A la luz de lo publicado parecen simplemente “RyC segunda temporada”. Con una mentira demagógica descarada: denominar a un programa “de retorno” o “de recuperación” cuando la normativa europea lo impide. Lo que se diseña son programas “de incorporación” que están abiertos a todos los ciudadanos europeos que cumplan ciertos criterios (titulación, méritos etc.). Se puede acotar a personas que no residan en España, pero no se puede acotar a españoles. Siendo legítimo acotar la convocatoria a gente que esté residiendo fuera de España… ¿cuántos investigadores que ya están aquí deberán migrar al no poder presentarse? Sin un plan económico detallado no se puede saber si este plan pretende “desvestir a un santo para vestir a otro”. La segunda falacia son nuevamente las condiciones: ¡contratos de cuatro años! Justo hasta las siguientes elecciones: es el regreso del siglo XIX y sus cesantes en la administración pública. Y cuatro años ¿para qué?, no hay garantía de que se constituirán en un verdadero tenure track. Tampoco hay detalles de si las plazas vendrán con financiación para ejercer un trabajo científico de calidad (el saber ocupa lugar y cuesta dinero).

Muchos en la Ciencia Española piensan que los problemas son sólo de dinero: recortes. Eso es cómo decir que en 2008 todo iba bien… y no es así. La falta de carrera investigadora, el embudo de acceso, ha existido a lo largo del último medio siglo y si cuando había dinero se convocaban más plazas también había más aspirantes. La Ciencia Española necesita reformas además de dinero.

No nos prometan 10.000 retornados temporales sino reformen el acceso al sistema. Con nuestro tamaño se debería tender a la unificación de las convocatorias superando las actuales dispersas oposiciones y el programa RyC y asimilados. Acceder a Profesor de Universidad o a Investigador de los OPIs a través de un verdadero tenure track: cuatro años de prueba y evaluación para consolidación directa sin nueva oposición. Hacerlo así para todas las plazas financiadas con dinero público serviría para cortar de raíz la endogamia. Publicitarlas juntas y en convocatorias regulares, evitaría tener que depender de herramientas cómo wikiplazas. Proporcionar a los investigadores a prueba la financiación suficiente (según las áreas pueden necesitarse hasta 100.000€ por año e investigador) y salarios dignos, garantizaría la justicia del sistema. Unificar también los programas post-doctorales y los concursos para Ayudantes-doctor serviría para generar una movilidad real de los egresados. En esas condiciones se podría perfectamente reservar un cupo para investigadores no residentes en España.

No nos prometan 10.000 retornados precarizados, sino creen puestos para investigadores que no quieren liderar. En otros países son la columna vertebral del sistema: decenas de investigadores experimentados, con un único líder, enfocados en atender un tema en concreto y en formar a decenas más de estudiantes.

No nos prometan 10.000 “panes para hoy y hambres para mañana” y fomenten la contratación de personal de apoyo a la gestión de proyectos, a la transferencia de innovación y a la investigación, para facilitar la labor de los investigadores ya contratados y los que se vayan a contratar.

Somos gente de Ciencia, luchamos por un país serio. Merecemos propuestas serias.

PSOE: Un buen programa que miramos con desconfianza

El programa del PSOE ha sido el mejor valorado por el análisis de Ciencia Con Futuro. El PSOE aprueba con notable el examen, con una nota de 73 sobre 100 y está muy alejado, casi en 30 puntos, de su rival histórico, el PP, y casi 20 puntos de los primeros que aprueban, Ciudadanos e IU-UP, pero solo saca un punto al segundo mejor valorado, Podemos. En un primer análisis general podemos observar que la ciencia ocupa un lugar importante en el programa del PSOE, siendo el que mas páginas y propuestas dedica a ciencia e I+D+i, con 14 páginas y 67 propuestas.

Al relativizar estos datos respecto al número de páginas totales o propuestas totales del programa, vemos que en el primer caso ocupa el primer lugar con un 5,1% de las páginas dedicadas a ciencia e I+D+i, tres décimas por encima del 4,8% de Podemos, que se sitúa segundo, mas de un punto por encima del 4% de UP y Ciudadanos, así como más de dos puntos por encima de su rival histórico el Partido Popular, que tiene un 2,9%. En cuanto a la relativización del número de propuestas, se queda en un modesto tercer lugar con 4,8%, por delante tanto de UPyD, con un 2,2%, como de IU-UP, con un 3,5%, casi empatado con el Partido popular, con un 4,6%, y por debajo de la puntuación de Ciudadanos en 4 décimas, con un 5,2, y en mas de medio punto por debajo de la máxima puntuación de este apartado, la de Podemos, con un 5,5%. Por tanto, el PSOE muestra un gran interés en la ciencia, no ya por tener la mejor puntuación en páginas o propuestas dedicadas a I+D+i, sino que, además, al relativizar estos datos con respecto al conjunto del programa, también consigue el primer puesto en una y el tercero en otra.

Por tanto, el PSOE consigue el notable y el primer lugar de nuestro ranking, en cuanto a su programaen materia de ciencia e I+D+i.

logo-psoe

A continuación vamos a comentar sus propuestas más detalladamente, organizándolas por las distintas categorías que hemos contemplado en el análisis.

1. Financiación. En el apartado de la financiación, el PSOE se marca como objetivo superar la inversión del 3% del PIB y del 2,5% de los PGE para inversión publica I+D+i civil para el final de la legislatura. Además, pretende llegar a un consenso sobre las políticas de ciencia, tecnología e innovación a partir del acuerdo parlamentario por la ciencia de 2013. También menciona la creación de una Agencia Estatal de Investigación en un plazo de 6 meses (aunque ya está creada) y de un Consejo para la Ciencia y la Innovación que seria presidida por el presidente del Gobierno. Por último quiere establecer una nueva línea de financiación competitiva, dirigida a financiar con criterios de excelencia los programas institucionales de actividad científica, tecnológica e innovadora de las universidades y organismos públicos de investigación.

2. Ciencia Básica. En su programa, el PSOE deja claro que la ciencia básica es necesaria para una sociedad innovadora.

3. Carrera investigadora. Propone un plan para la incorporación, recuperación, y consolidación del talento científico, con criterios de excelencia con el que incorporar 10000 investigadores en 4 años. También apoya planes de movilidad entre todas las entidades eliminando las barreras que actualmente lo impiden.

4. Relaciones público/privadas. En este apartado hacen mucho hincapié. Entre sus medidas, proponen la creación del sello PYME innovadora, ventajas fiscales como el 0% para el crédito blando del Gobierno de España para I+D+i empresarial, y ventajas fiscales también para los inversores en I+D+i privado. También promueve la transferencia de grandes empresas a pequeñas empresas y el aumento de presupuesto del CDTI.

5. Transparencia y democracia. Este punto es el menos desarrollado por esta formación, sin medidas de consideración. Este punto es importante para Ciencia Con Futuro e influye en mostrar cierta desconfianza a pesar de la buena nota general.

6. Ciencia y Sociedad. Otro apartado bastante elaborado. Habla de la incorporación de la actividad divulgadora al CV de los investigadores, también de la revertibilidad de los beneficios de las patentes, así como el fomento de patentes a coste cero para las investigaciones del ámbito universitario y de centros públicos. De entre las medidas incluidas en el documento marco de Ciencia Con Futuro, el PSOE no incluye algunas como la creación de un repositorio nacional de publicaciones en acceso abierto y la consideración de la carrera de divulgador científico.

7. Número de páginas y propuestas dedicadas a I+D+i. Como comentamos al principio, el PSOE es el mejor posicionado en este apartado quedando en tres de los casos como el primero y tercero en el otro.

En conclusión, el PSOE presenta, posiblemente, el más completo programa en materia de I+D+i de los analizados. Lamentablemente, genera mucha desconfianza y dudas sobre su aplicabilidad y cumplimiento. Entre otros motivos porque incluye propuestas como “Garantizar la suficiencia y regularidad de las convocatorias de proyectos de investigación y de recursos humanos, ampliando la dotación del Fondo Nacional y uniendo a la evaluación ex ante, para la concesión de los proyectos, la rendición de cuentas ex post, de modo que el rendimiento y grado de consecución de objetivos sea una variable para la concesión de proyectos futuros.” Hay que recordar que en Andalucía, donde gobiernan desde principio de la democracia, no han implantado un nuevo Plan de I+D+i desde el fracaso del anterior, que finalizó en 2013.

psoe_puntos

Podemos se aplica, pero se queda en un notable

Podemos, uno de los partidos políticos emergentes con menos de dos años de vida, se ha asesorado y ha comprendido de forma considerable los graves problemas por los que atraviesa el sector de la ciencia. Es por eso que, según la evaluación de los programas electorales realizado por Ciencia Con Futuro, Podemos se sitúa en la segundo posición con 72 puntos sobre 100 a un solo punto del mejor valorado que es el PSOE. Además, en datos netamente objetivos, también se sitúa en segunda posición por detrás del PSOE en número de propuestas en materia de I+D+i con 65 propuestas, 2 menos que el tradicional partido y 4 más que Ciudadanos, que es el partido que se posiciona en tercer lugar siendo en los tres casos un número de propuestas muy superior al resto. Es el mismo orden que se observa en el análisis del ratio entre el número de páginas de I+D+i y páginas totales del programa, pero en este caso la tercera posición está ocupada no sólo por Ciudadanos sino también por Unidad Popular. Por otro lado, Podemos destaca considerablemente, situándose en primer lugar, en el ratio de propuestas en materia de I+D+i y propuestas totales, siendo su valor en porcentaje de 5,5, tres décimas más que el inmediatamente inferior, que es Ciudadanos. Por tanto, tras el análisis del programa electoral de Podemos en materia de I+D+i por parte de Ciencia Con Futuro, cuyos criterios de evaluación para el análisis son los del documento marco, se podría destacar que dicha formación política muestra un notable interés por mejorar la crítica situación de la ciencia en nuestro país.

podemoslogo

A continuación se resumen las propuestas de Podemos categorizadas en los epígrafes que Ciencia Con Futuro distingue en el análisis de los programas en materia de I+D+i.

1. Financiación. Respecto a la financiación de Podemos en I+D+i, la formación quiere devolver la inversión pública en este campo a los niveles anteriores a la crisis a niveles europeos y para ello propone alcanzar el 2,7% de inversión en I+D+i de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en 2017 y el 3% en 2020, asegurando la financiación pública en esta materia y blindando los presupuesto para toda la legislatura.

2. Ciencia Básica. La formación morada ha manifestado públicamente en ocasiones su postura respecto a la ciencia básica, en cambio no hace mención ninguna en su programa electoral, por lo que en el análisis de programas de por parte de Ciencia Con Futuro, Podemos no se lleva ningún punto en este apartado. El apoyo a la ciencia básica es un punto primordial para el colectivo de Ciencia Con Futuro, de hecho se puntúan negativamente las medidas que perjudiquen el desarrollo de la ciencia básica.

3. Carrera investigadora. Los aspectos relacionados con la mejora y dignificación de la carrera investigadora propuestos por Podemos han recibido una buena puntuación. Podemos propone redefinir la carrera investigadora, diseñar un programa del retorno del talento emigrado y movilidad entre centros españoles, un programa de contratación estable en todas las categorías científicas y también menciona explícitamente un plan de conciliación de la vida familiar y laboral.

4. Relaciones público/privadas. Las PYMES se ven reforzadas mediante el fomento de subvenciones a éstas en materia de I+D+i según las propuestas de Podemos, aunque las propuestas no están desarrolladas detalladamente. Destacable positivamente es el fomento del software libre para el análisis de datos científicos.

5. Transparencia y democracia. Podemos presenta en su programa propuestas detalladas de apoyo explícito a la democratización de los organismos públicos de investigación y la creación de un observatorio para la defensa de la transparencia en el acceso y gestión de las instituciones investigadores y universitarias.

6. Ciencia y Sociedad. Las propuestas de Podemos respecto a este apartado no se ajustan plenamente a los criterios de Ciencia Con Futuro, por lo que no ha obtenido una puntuación alta. No valora la consideración de la carrera profesional de divulgador científico. No obstante, presenta numerosas propuestas relacionadas con la divulgación científica. Como ejemplo, se puede citar la creación de centros de Innovación Ciudadana como punto de encuentro entre la sociedad y la ciencia en los municipios y las medidas de garantía del acceso a la cultura científica.

7. Número de páginas y propuestas dedicadas a I+D+i. Al inicio se valoraban las puntuaciones y posiciones alcanzadas por Podemos respecto al número de páginas y propuestas dedicadas a I+D+i, estando la formación morada en las posiciones más altas.

Para concluir, Podemos plantea unas propuestas en materia I+D+i cuyos objetivos supondrían alcanzar una renovación importante del sistema actual de I+D+i, enfocadas principalmente en la dignificación de la carrera investigadora, en un acercamiento de la ciencia a la sociedad, a una democratización de los órganos dedicados a la I+D+i y en un aumento de la inversión pública. Son propuestas que han alcanzado una nota de notable según los criterios y los baremos de Ciencia Con Futuro. Al ser una formación emergente, no existen antecedentes de incumplimientos del programa electoral durante legislaturas en el gobierno. Es palpable, en el programa electoral de Podemos en materia de I+D+i, el asesoramiento respecto a los deterioro actual de la ciencia y respecto a posibles soluciones aportadas por parte de diferentes colectivos dedicados a este campo. No obstante, algunas de las propuestas que se plantean en el programa de Podemos son generales sin concreciones explícitas.

podemos_puntos

El programa de I+D de Unidad Popular tiene buenas intenciones pero es poco ambicioso y poco concreto

El programa de Unidad Popular saca un aprobado raspado con una nota de 54 sobre 100, sólo 2 puntos por encima de Ciudadanos que se sitúa inmediatamente por debajo. A pesar de encontrarse entre los tres programas mejor valorados por nuestro análisis, Unidad Popular está bastante lejos de alcanzar la puntuación de Podemos y PSOE situados a 18 y 19 puntos de distancia, respectivamente. En una primera visión general podemos decir que la dedicación de UP a la ciencia en su programa se nos hace un poco escueta. En cuanto a páginas dedicadas a la ciencia en su programa sólo encontramos 4, uno de los valores más bajos junto a UPyD que dedica 3. 36 son las propuestas que podemos observar en su programa, 25 más que las medidas que propone UPyD pero muy alejado aún de los partidos que se encuentran a la cabeza de nuestro análisis, los cuales llegan a destinarle a la ciencia más de 60 propuestas. Cuando relativizamos el número de páginas dedicadas a ciencia con el número de páginas totales UP se queda en tercer lugar empatado con Ciudadanos con un 4%. Peor parado sale al relativizar el número de propuestas sobre ciencia con respecto al número de propuestas totales quedando en penúltimo lugar con un 3.5%. Estos bajos valores sumados a la falta de elaboración de algunas propuestas son lo que ha restado puntos a las buenas intenciones del programa de UP.

cropped-Logo-de-Unidad-Popular

A continuación vamos a comentar sus propuestas más detalladamente, organizándolas por las distintas categorías que hemos contemplado en el análisis.

1. Financiación I+D+i. Unidad Popular propone alcanzar una inversión del 3% del PIB dedicado a I+D para 2020 asegurando así una financiación adecuada para el desarrollo de la ciencia tanto básica como aplicada. En este contexto UP también propone la planificación plurianual de los recursos, respetando plazos y regularidad y la creación inmediata de la Agencia Estatal de Investigación, aunque a esto último ya se ha adelantado el Gobierno actual. Otras dos medidas interesantes en esta sección son la promoción y respaldo en las Instituciones Europeas de que la inversión en I+D civil no compute para el cálculo del déficit, y el establecimiento de un presupuesto mínimo dedicado a temas socioeconómicos.

2. Ciencia Básica. UP es uno de los pocos partidos que muestran un apoyo explícito a la ciencia básica en su programa reconociéndola como “pilar del conocimiento, motor de avance y pieza imprescindible para la existencia de la investigación aplicada, y en definitiva para el desarrollo del país”.

3. Carrera investigadora. Las principales medidas que UP propone en este contexto son: la creación de un programa de contratación para la formación e incorporación de personal, un Plan de Ayuda a la Investigación para el retorno de nuestros investigadores e investigadoras y la inclusión del derecho a la carrera profesional evaluable para el conjunto de las funciones de investigación en el marco del Estatuto del Empleado Público, dando estabilidad al colectivo en su conjunto. Este derecho será extensible al personal investigador en formación con el objetivo de terminar con sus precarias condiciones. Cabe apuntar también en este apartado la propuesta de UP de impulsar las actuaciones y medidas necesarias para aumentar el número de mujeres dedicadas a la investigación, desarrollo e innovación. Todas estas propuestas muestran una preocupación de UP por mejorar las condiciones en las que se encuentra la carrera investigadora en nuestro país, sin embargo echamos en falta un mayor desarrollo de los planes que se van a llevar a cabo para cumplir estas propuestas que creemos son vitales para la mejora del estado de la ciencia en España.

4. Relaciones público/privadas. En este aspecto UP propone establecer un marco adecuado entre el sector público y las empresas. Este marco se centra sobre todo en asegurar unos criterios claros de propiedad intelectual y retorno de actividades comunes para empresas y entidades públicas. Otro punto destacable de este apartado es la defensa de la adopción de software libre por parte de las instituciones del Estado, así como de velar por la distribución y difusión de los desarrollos propios y de las mejoras realizadas de forma abierta y gratuita. En esta sección no se consideran sin embargo, medidas de incentivación de la I+D+i en las empresas.

5. Transparencia y Democracia. Una de las medidas más destacables del programa de UP es la que defiende la democratización de la planificación, priorización y gestión de los programas de I+D, que se basará en criterios de rentabilidad social así como la limitación del papel de los grupos industriales en la orientación de la política tecnológica.

6. Ciencia y Sociedad. Dentro de este apartado UP propone varias medidas destacables, entre ellas, garantizar el carácter público del resultado de investigaciones realizadas con fondos públicos cuyos beneficios económicos repercutirían en la entidad pública en la que se ha realizado la investigación. Otra medida importante es la de promover la divulgación científica, haciendo mención explícita a la valoración curricular de la divulgación para el acceso a plazas de investigadores o docentes en los organismos públicos. Desafortunadamente no se hace ninguna mención al fomento de publicaciones en abierto, algo que sí hemos valorado positivamente en nuestro análisis.

7. Número de páginas y propuestas dedicadas a I+D+i. Como hemos mencionado antes UP no destaca por su gran aportación de propuestas a la Ciencia en su programa. Aunque no está muy mal situado en cuanto al ratio de páginas sobre ciencia respecto a páginas totales, es el ratio de propuestas el que lo deja en uno de los puestos más bajos en este apartado.

En resumen, podemos concluir que UP muestra interés y preocupación por el precario estado de la ciencia en España, de hecho, es de los pocos programas que toca de una manera u otra todos los apartados generales de nuestro análisis. Sin embargo, es la falta de robustez en sus propuestas y de medidas concretas para alcanzar los objetivos expuestos lo que les ha restado puntos en nuestro análisis, dejándolos en un simple aprobado. Creemos que la mejora de la situación de la ciencia en nuestro país requiere un mayor compromiso y esfuerzo para abordar los problemas en los que se encuentra sumida.

up_puntos

Ciudadanos: un elaborado programa de I+D+i a la medida de la gran empresa

Ciudadanos aprueba en el análisis que realizamos en CCF con 52 puntos sobre 100, en otras palabras, un aprobado raspado. Y, sin embargo, Ciudadanos es una de las formaciones que tiene un mayor número de propuestas y páginas dedicadas a I+D+i, así como uno de los mejores porcentajes de priorización de la I+D+i en relación con el conjunto del programa.

La razón por la que este partido tiene una puntuación tan baja a pesar de estos resultados es que su programa no se acomoda al documento que en Ciencia Con Futuro tenemos como marco de las medidas que los partidos políticos deberían tener en sus programas electorales y que hemos empleado como base del análisis.

ciudadanos-logo

A continuación, como hemos hecho hasta ahora con los programas de UPyD y PP, hacemos un resumen de las propuestas de Ciudadanos, en base la los epígrafes que se establecen en dicho documento marco.

1. Financiación. En este punto, Ciudadanos no se queda a la zaga de otros partidos, como Unidad Popular, Podemos o PSOE y se compromete a incrementar el gasto español en I+Di+i de forma continua y sostenida hasta alcanzar el 3% de PIB anual, que no es sino el objetivo de la Unión Europea en el programa Horizonte 2020. Sin embargo, realmente Ciudadanos no concreta que se vaya a alcanzar en 2020. Aún así, hemos considerado oportuno otorgarle la misma puntuación que a partidos que sí especifican el año.

Respecto de los organismos públicos de investigación (OPIs), Ciudadanos considera que en las épocas “de bonanza” se inauguraron centros e instalaciones sin ninguna justificación racional y propone recobrar la inversión en infraestructuras con un plan de sostenibilidad económica y una reorganización de los recursos materiales y humanos.

Si bien nos parece adecuada la propuesta de alcanzar el 3% del PIB, nos preocupa que en el programa no se concrete si se incrementará el apoyo financiero a la I+D+i pública. Como ejemplo particular, se habla de publicar un presupuesto claramente definido para el CSIC, pero no se propone su incremento. Hay que recordar que en 2013, el CSIC estuvo al límite del colapso y que desde entonces su presupuesto solo se ha incrementado un 3,6%.

2. Ciencia Básica. Ciudadanos no menciona propone medidas sobre ciencia básica en su programa; más bien al contrario, las medidas propuestas van encaminadas a fomentar la ciencia aplicada. Sobre la falacia de la fomentar la ciencia aplicada debido a su rentabilidad económica a corto plazo, hablamos ya extensamente en esta entrada.

3. Carrera investigadora. El programa consta de un apartado completo sobre carrera investigadora en el que se apuesta por la continuidad de los programas existentes en el marco de la Ley de la Ciencia vigente. Se incluye además la implementación de un programa de captación de científicos internacionalmente excelentes, pero no se especifica si se tratará se científicos junior o senior y no se hacen distingos entre españoles y extranjeros. En Ciencia Con Futuro consideramos que es provechoso que se intente atraer a científicos de renombre internacional, pero que, además, es imprescindible un plan para recobrar a los jóvenes científicos españoles que han tenido que emigrar en los últimos años.

Por otra parte, el programa habla de favorecer la movilidad nacional e internacional, pero no apuesta por la estabilización de los profesionales de la ciencia. Más bien al contrario, aboga por “reconsiderar” la carrera funcionarial reduciendo los puestos fijos (“tenure”).

4. Relaciones público/privadas. En este apartado Ciudadanos desarrolla un gran número de medidas, ya que se incluyen no solo en la sección de I+D, sino en la de economía, con medidas destinadas a mejora de la innovación. Se hace énfasis en el apoyo público a la creación de empresas de base tecnológica y fundaciones, a favorecer la participación de los investigadores en el accionariado de las empresas y a la transferencia de resultados y generación de patentes. El programa no habla de patentes libres pero sí de facilitar la repercusión de los beneficios a los investigadores y centros que las crearon. Asimismo, incluye la posibilidad de facilitar el uso de laboratorios y servicios de los centros públicos por empresas y atraer grandes empresas nacionales y extranjeras a los campus y parques científicos. Como puede verse, el programa se dirige a las empresas en general, sin mostrar un apoyo explícito a las PYMES, que son las que generan la mayor parte del empleo en España y que son las que más dificultades tienen para llevar a cabo actividades de I+D. En Ciencia Con Futuro consideramos que la I+D+i debe ser una de las áreas prioritarias de una empresa. Las grandes empresas que tienen beneficios deberían ser capaces de sufragar las inversiones en I+D+i con sus propios medios, de forma que las ayudas del Estado puedan dedicarse más eficientemente a las PYMES, que no tienen capacidad de tener actividad de I+D+i propia o que esta sea muy reducida.

5. Transparencia y democracia. Este apartado está también muy desarrollado en el programa de Ciudadanos, con medidas encaminadas a fomentar la vigilancia de los recursos públicos invertidos en I+D y no tanto a democratizar su gestión. En este sentido, se pretende reducir la burocracia y adaptar la legislación a la casuística de la investigación internacional, aunque no se detalla de qué forma. Sí se especifica que se mantendrá la independencia de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva (ANEP), a la que se dotará de mayor fondos. Es el único organismo público para el que se especifica una mayor dotación económica.

En este apartado cabe resaltar que se establecen nada menos que 19 medidas (aproximadamente un tercio del total) para evaluar críticamente la actividad investigadora del personal y los centros de investigación de los OPIs, incluidos el CSIC y los CIBER. Entre ellas, se incluyen evaluaciones periódicas, con repercusiones en el salario, incentivación y reubicación de investigadores no productivos a otras áreas, así como la eliminación y fusión de centros de investigación no productivos. Aunque estas medidas podrían favorecer la racionalización, la optimización y la eficacia de los OPIs, nos tememos que redundarán en el perjuicio de los trabajadores y centros de investigación públicos si no van acompañadas de suficiente dotación económica para favorecer la productividad. Lamentablemente, como hemos indicado más arriba, no se concreta un incremento en los fondos para los OPIs.

Sí vemos con buenos ojos el favorecimiento de la autonomía y autogestión mediante la descentralización de los centros de I+D+i, así como la agilización de los sistemas de contratación.

6. Ciencia y Sociedad. Las propuestas de acercamiento de la ciencia a la sociedad se dividen en dos bloques. En el primero, una intervención en el sistema educativo (bastante detallada), y en el segundo, divulgación a la población en general (sin concreción). En este segundo apartado se tiene en cuenta la publicidad engañosa en los medios de comunicación. Se incluye también el fomento de la participación de los profesionales y del resto de los ciudadanos en actividades de divulgación, pero falla en el apoyo a los sistemas de publicación en abierto, el software libre y las patentes de licencia libre.

7. Número de páginas y propuestas dedicadas a I+D+i. Como decíamos al principio, Ciudadanos es una de las formaciones con un mayor número de propuestas dedicadas a I+D+i en su programa, lo que le proporciona un ratio elevado en relación al conjunto del programa y da una idea de su interés en priorizar la I+D+i.

8. Otras medidas no contempladas. El programa tiene otras medidas, como la aprobación de una Ley de Mecenazgo, que no se desarrolla. En este punto, en Ciencia Con Futuro, consideramos que una Ley de Mecenazgo puede resultar favorable para la financiación de I+D+i, pero solo como complemento y una vez que se ha asegurado la financiación pública. De otro modo, se corre el riesgo de que solamente se lleve a cabo la ciencia que interese a los mecenas y no la que interesa al conjunto de la sociedad. Asimismo, propone una red de centros de excelencia, cuyo sostenimiento se deja al albur de la iniciativa privada y un Comité de Ciencia y Tecnología asesor al gobierno, que se diferencia poco o nada del que el gobierno ha aprobado en recientes fechas por mandato de la Ley de la Ciencia.

En resumen, el programa de Ciudadanos está muy trabajado y desarrolla un gran número de propuestas en materia de I+D+i, pero la mayor parte de ellas encaminadas a que el sistema público de I+D+i quede relegado a servir de soporte científico a las necesidades del sector privado. Ciudadanos no plantea incrementos en la financiación de los OPIs, por lo que nos tememos que las reformas propuestas acabarán perjudicando a los investigadores y centros de investigación, que a falta de financiación suficiente, verán reducida su productividad. En ese escenario, los sistemas de evaluación propuestos llevarán a una penalización de los profesionales y sus centros de investigación, con las consecuencias que en el propio programa se establecen, como reducciones salariales, traslados y fusión y eliminación de centros. Finalmente, Ciudadanos se contenta con mantener la situación de precariedad actual de la carrera investigadora y no contempla programas de recuperación del talento perdido durante la crisis.

Por estas razones, consideramos que a pesar del considerable esfuerzo realizado, las propuestas de Ciudadanos son insuficientes para las necesidades reales del sistema científico español.

Nota: Queremos resaltar que Ciudadanos ha publicado su programa en formato de pdf imagen, lo que ha dificultado enormemente el análisis.

cs_puntos

Maquillar su interés por la ciencia no es suficiente para que el PP apruebe después de los recortes

El programa del Partido Popular ha sido el segundo menos valorado por el análisis de Ciencia Con Futuro. El Partido Popular suspende el examen con una nota de 44 sobre 100 y está muy alejado, casi en 30 puntos, de su rival histórico, el PSOE, y casi 10 puntos del primero que aprueba, Ciudadanos. En un primer análisis general podemos observar que la ciencia no ocupa un lugar importante en el programa del Partido Popular, tan solo dedica 6 páginas y 36 propuestas a ciencia e I+D+i, mientras que otros superan las 10 páginas y llegan, e incluso superan, a las 60 propuestas.

Al relativizar estos datos respecto al número de páginas totales o propuestas totales del programa, vemos que en el primer caso es el peor parado con un 2,9% de las páginas dedicadas a ciencia e I+D+i, lejos del 4,8% de Podemos o del 5,1% del PSOE. En cuanto a la relativización del número de propuestas, se queda en cuarto lugar con 4,6%, por delante tanto de UPyD como de IU-UP, pero casi un punto porcentual por debajo de la máxima puntuación de este apartado, la de Podemos, con un 5,5%. Por tanto, el Partido popular muestra poco interés en la ciencia, no ya por tener pocas páginas o propuestas dedicadas a I+D+i, sino que, además, al relativizar estos datos con respecto al conjunto del programa, también sigue quedando en los últimos puestos (penúltimo o antepenúltimo).

En definitiva, el programa del Partido Popular no consigue el aprobado en materia de ciencia e I+D+i.

pp

A continuación vamos a comentar sus propuestas más detalladamente, organizándolas por las distintas categorías que hemos contemplado en el análisis.

1. Financiación. En el apartado de la financiación, el Partido Popular se marca como objetivo superar la inversión del 2% del PIB para 2020, un punto porcentual por debajo del objetivo de la Unión Europea. Además, espera llegar a un pacto por la ciencia en España en el que entren todos los actores y que de esta forma se asegure una estabilidad presupuestaria para la I+D+i. Hemos de puntualizar que tiene una propuesta para la estabilización presupuestaria del I+D+i militar sin necesidad de llegar a pactos para ello. También propone garantizar la planificación plurianual de los recursos financieros a través de la Agencia Estatal de Investigación, creada en la presente legislatura.

2. Ciencia Básica. En su programa el Partido Popular no hace referencia a la investigación básica de manera específica.

3. Carrera investigadora. No hace menciones a la carrera investigadora mas allá de la movilidad temporal de los investigadores, tanto entre centros nacionales e internacionales como en entre los sectores público y privado.

4. Relaciones público/privadas. Este apartado es el que contiene un mayor número de propuestas. Van mas allá y no se detienen en la transferencia desde la universidad (u organismos públicos de investigación) a las empresas, ya sean PYMES o grandes empresas, sino que hacen una apuesta de transferencia desde las grandes empresas a las PYMES.

5. Transparencia y democracia. Es otro de los puntos de los que el Partido Popular no aporta propuestas. Este punto es importante para Ciencia Con Futuro e influye en la baja calificación de esta candidatura.

6. Ciencia y Sociedad. En este apartado el Partido Popular muestra interés en que se difundan los resultados científicos a la sociedad, incluso hablan de promover las vocaciones científicas desde la educación primaria y de avanzar hacia una sociedad tecnológica. También hablan de la necesidad de un mayor papel de la mujer en la ciencia. Una pena que se queden en intentar negociar precios más bajos para las publicaciones en abierto en vez de hacer una apuesta en serio por este modelo de publicaciones.

7. Número de páginas y propuestas dedicadas a I+D+i. Como comentamos al principio, el Partido Popular no es el peor parado en relación al numero de páginas y propuestas dedicadas a I+D+i, pero sí es de los peores, tanto que es junto con UPyD los únicos que suspenden en el conjunto del análisis.

En conclusión, el Partido Popular no presenta el programa digno en I+D+i que se merece la sociedad española y se conforma con dar pequeñas e insuficientes pinceladas al sistema que ya tenemos. En fin, tampoco podemos esperar mas del partido que eliminó el Ministerio de Ciencia e Innovación nada mas llegar al poder en 2011 y que ha aplicado un recorte del 25% de la financiación de la I+D+i en los últimos 4 años.

pp_puntos

A UPyD le interesa muy poco la política científica

Como ya se comentó en el análisis publicado el pasado día 10, en Ciencia Con Futuro vamos a realizar una evaluación de las propuestas de cada uno de los programas electorales por separado. Dichas evaluaciones se publicarán una por una en días sucesivos hasta el día 18 de diciembre, evitando entorpecer de esta manera la estipulada jornada de reflexión. Hemos optado por establecer el orden de publicación de estas evaluaciones en orden inverso a la nota obtenida, por tanto comenzando por UPyD y terminando por el PSOE. Esto supone un ligero beneficio para las candidaturas que han obtenido una nota más alta en nuestro análisis, ya que serán publicados en días más próximos a las elecciones.

El programa de Unión, Progreso y Democracia ha sido el peor valorado por el análisis de Ciencia Con Futuro. UPyD suspende el examen con una nota de 32 sobre 100 y está alejado en más de 10 puntos del penúltimo en la lista, que es el del Partido Popular. Desde una visión general, el apartado dedicado a investigación se nos presenta bastante escueto, (solo tienen 3 páginas dedicadas a este asunto con 11 propuestas, mientras que otros llegan a las 14 páginas y más de 60 propuestas). Además, el porcentaje de representación de temas científicos con respecto a la totalidad del programa también es el menor en cuanto a número de propuestas, siendo el segundo por debajo en el ratio de número de páginas. Por tanto, aunque se trata del programa más corto, también es considerablemente menor la importancia que le dan a la investigación dentro del mismo. Por otra parte, las propuestas son en general vagas y faltas de concreción, por lo que ha habido medidas que no se han podido valorar en nuestro análisis.

Todo esto hace que UPyD pierda una buena parte de la puntuación en cuanto a materia de ciencia.

logo_upyd_nuevo

A continuación vamos a comentar sus propuestas más detalladamente, organizándolas por las distintas categorías que hemos contemplado en el análisis.

1.- Financiación. Uno de los puntos fuertes del programa de UPyD es la propuesta por la que defienden una inversión del 2% del PIB, de forma estable, desde el inicio de la legislatura. De esta manera, se equipararía la inversión en ciencia a la media europea y de manera estable, asunto de relevancia para garantizar una continuidad a los proyectos de investigación financiados.

2.- Ciencia Básica En su programa UPyD no hace referencia a la investigación básica de manera específica.

3.- Carrera investigadora. En cuanto a la carrera investigadora, UPyD propone la creación de una “verdadera Carrera Profesional de Investigador” que permita quedarse a los que lo deseen y atraer talento internacional. Esta medida, consideramos que es de vital importancia para mejorar el estado de la investigación en nuestro país, sin embargo no concretan de qué manera van a llevar a cabo tan ardua tarea. No hablan de medidas tan necesarias como la conciliación de la vida laboral o el fomento de la participación de las mujeres en la ciencia.

4.- Relaciones público/privadas. En UPyD, al hablar de empresa lo hacen para fomentar una conexión con la Universidad. Hablan de potenciar las spin-off, las cátedras Universidad-Empresa y los clusteres de investigación formados por centros tanto públicos como privados. Si bien estas medidas pueden contribuir a una mejora de las relaciones público/privadas, no están contempladas en nuestros criterios de evaluación de los programas. No se tienen en cuenta, en cambio, medidas para impulsar el I+D+i en las empresas.

5.- Transparencia y democracia. Con respecto a este apartado, proponen la creación de una Agencia Estatal de Ciencia e Investigación que permita racionalizar los recursos de una forma rigurosa atendiendo a evaluaciones de calidad. De nuevo es una medida falta de concreción. Lamentablemente, esta propuesta ha quedado ya obsoleta tras la creación de la Agencia Estatal de Investigación por el gobierno de Mariano Rajoy. Habría sido interesante, si la propuesta incluyera una dotación económica.

6.- Ciencia y Sociedad. La aportación del programa de UPyD en este aspecto es insuficiente ya que solo plantea una medida de fomento de las patentes en el personal investigador universitario. No considera medidas que en Ciencia Con Futuro se plantean como fundamentales, como pueden ser la consideración de tareas divulgativas en el CV, fomentar la publicación de los trabajos científicos en revistas de acceso abierto o fomentar las patentes bajo licencia libre.

7.- Número de páginas y propuestas dedicadas a I+D+i: Como hemos comentado al inicio de este artículo, este partido tiene el ratio más bajo de número de propuestas de I+D+i respecto del total y el segundo más bajo en el ratio de número de páginas.

En conclusión, el programa de UPyD es el que sale peor parado de nuestro análisis por lo que creemos es falta de entendimiento de la situación del país en materia de ciencia e I+D+i y recomendamos que la tengan más en cuenta en futuros programas electorales.

upydepuntos