Carta abierta al Gobierno Español de una científica exiliada

Estimado Presidente y políticos de éste, nuestro Gobierno español,

Yo sólo soy una de las muchas personas pertenecientes a lo que llaman ahora “jóvenes cualificados”, que tienen que dejar España para encontrar trabajo de eso para lo que nos “cualificamos”, ya que crecí escuchando, que si estudiaba, encontraría un buen puesto de trabajo que me permitiría llevar un buen nivel de vida. Elegí hacer un doctorado, y ahora estoy produciendo para otro país, Irlanda. Hasta aquí todo genial (afortunadamente para mí), porque un par de años fuera es una experiencia que un PhD debe tener (creo que ustedes no saben lo que es “PhD”, puesto que han reducido y casi eliminado sin pestañear gran parte del presupuesto de investigación, pero pueden ustedes consultarlo con el Ministro de Economía y Competitividad que es el que se supone debe saberlo). El problema es que cada día veo más reducida la posibilidad de volver a mi país algún día, y eso ya no entraba en mis planes.

Desde aquí, veo como día a día la situación en mi país va a peor, y cómo se pasan ustedes por el forro Sanidad y Educación. Ahora he oído que quieren proponer que los trabajadores que están a punto de jubilarse puedan seguir trabajando cobrando sólo parte de la pensión (con lo cual más barato para el estado), y la otra parte del sueldo de la empresa (con lo cual el empresario se ahorra parte del sueldo también). Genial idea, ¿no? Así igual conseguimos aumentar el 55% de paro juvenil que tenemos y nos vamos todos a Alemania de la mano. Toda esta emigración por supuesto contribuirá a aumentar el consumo ¿no? ¡Ah, no! Va a ser lo contrario. Y entonces, si el consumo disminuye, ¿qué le pasa a tu amigo el empresario, al que le hiciste el favor de ahorrarse parte del salario del “prejubilado”? ¡Ah! Que lo mismo cierra, ¿no? Vaya por Dios… Hay lagunas en tu plan ¿eh?… Pues nada, a seguir mejorando nuestro país con medidas tan geniales como éstas. Por cierto, gracias a internet, pude firmar una petición para que todo su equipo y usted dimitiera, pero por supuesto eso no pasará. Podrían ustedes informarse de lo que significa “democracia” y dejar al pueblo decir algo más que votar un día cada cuatro años. Pues nada, ya me quedé yo más a gusto, oye.

Cristina Torres Fuentes, PhD
Food For Health Ireland (FHI)
University College Cork
Cork, Irlanda.

Anuncios

  1. Pepe Torres

    Sencillo y contundente. Ojalá pudiera servir para despertar tanta conciencia aborregada que existe en esta podrida sociedad que nos toca soportar y donde se sobrevive, a duras penas, con tantas dificultades. Cada vez más, parece que los principios de libertad, igualdad y fraternidad tienen menor valor y vigencia.

  2. MANU

    GRACIAS CRISTINA, ME DEFINO TOTALMENTE CON LA DEFINICIÓN Y SITUACIÓN DE COMO ESTÁ LA JUVENTUD CUALIFICADA EN NUESTRO PAÏS, Y NI QUE DECIR TIENE, ¿COMO ESTÁ EL RESTO.? TODO GRACIAS A LA POLÍTICA INÚTIL DEL PP. DE RECORTES, EN ARAS A UN COMPROMISO DE DÉFICIT A COSTA DE HUNDIR AL PUEBLO.

  3. Sergio emigrante

    Valiente y contundente en el mensaje, como ciudadano español lamento profundamente el éxodo de compatriotas, me indigna que alguien tenga que emigrar al igual que los africanos que saltan la valla en Melilla para buscarse un futuro mejor. Salir de tu propio país, dejar atrás tu familia, amigos, recuerdos y enfrentarte a un entorno desconocido, llegar como un extranjero y luchar contra prejuicios buscando la integración, es realmente muy duro, requiere mucho coraje. Pero es que somos extranjeros en nuestro propio país, los políticos han robado hasta el último céntimo en obras innecesarias para quedarse con su comisión, han desprestigiado y mangoneado fondos de la sanidad pública para privatizarla y ponerla en manos de empresas propias o de amigos y familiares, han recortado todos los servicios públicos para poder pagar sus privilegios y sus compromisos adquiridos con otros buitres como en el caso de la Formula 1 en Valencia o el fallido aeropuerto fantasma de Castellón, nos han amordazado y pretenden además quitarnos la libertad en nombre de la “seguridad ciudadana”. Algo de culpa tenemos todos como sociedad anestesiada, les hemos permitido llegar a estos extremos con nuestra pasividad: “es que a mi mujer la enchufaron en el ayutamiento”; “a mí me dieron una subvención que no me correspondía”; “a mi hijo le dieron un trabajito”. Ahora quizás sea demasiado tarde pero la dignidad es lo último que se pierde, hace falta alzar la voz, organizarse colectivamente pues también casi han acabado con nuestra solidaridad enfrentándonos los unos a los otros (profesores privilegiados, bomberos demasiado bien pagados, funcionarios vagos… y así poco a poco han ido cayendo todos españoles como fichas de dominó, hasta que nos hemos encontrados todos en la calle desnudos mientras que los políticos se felicitaban por su triunfo sobre el populacho en los salones del hotel Ritz). Viva una nueva España republicana, verdaderamente democrática, justa, donde prime el bienestar de todos sobre los intereses de unos pocos y se rescaten a las familias en lugar de los bancos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s