COMUNICADO RESPECTO A LAS MEDIDAS ADOPTADAS PARA PALIAR EL IMPACTO DE LA PANDEMIA COVID-19 EN EL SISTEMA ESPAÑOL DE CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN.

Distintos colectivos relacionados con la actividad científica quieren hacer expreso su apoyo a las actuaciones que las administraciones públicas (AAPP) están emprendiendo para atajar el brote pandémico de COVID-19 en nuestro país, y al mismo tiempo intentar paliar el impacto en la economía de las medidas de contención impuestas al amparo de la declaración del Estado de Alarma (EdA) el pasado 15 de marzo.

En principio, valoramos que el Gobierno de España, en su calidad de Mando único durante el EdA y con el soporte de sus propios consejos asesores y cuerpos técnicos, esté adoptando criterios en sintonía con los de la OMS, y además haya considerado las necesidades y particularidades del sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación en las medidas de mitigación de los impactos económicos y sociales del EdA, incluyendo la disposición adicional decimotercera en el RD 11/2020, de 31 de marzo.

Sin embargo, consideramos que las medidas incluidas en ese RD 11/2020, y la consiguiente implementación por parte de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) de aquellas que le corresponden (según las notas informativas difundidas por esta entidad), no son suficientes. Creemos que habría que ampliar la posibilidad de aplicar esas medidas a todos los contratos temporales de personal de investigación, y no sólo a los de las convocatorias de personal del sistema estatal de Ciencia, Tecnología e Innovación que se encuentran a fecha de 2 de abril de 2020 en su último año de contrato. Al menos la extensión por el tiempo que dure el EdA y sus prórrogas debería poder aplicarse a todos los contratos temporales de personal de investigación. A nivel del sistema estatal, eso significaría aplicarlo no sólo a todos los contratos vigentes de las convocatorias de personal, independientemente del tiempo que falte para la finalización del contrato (y desde luego sin crear diferencias de trato en los contratos de una misma convocatoria), sino también a los contratos realizados con cargo a los proyectos de investigación del sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación en sus distintas modalidades. A esos habría que sumar en la medida de lo posible los contratos correspondientes a convocatorias de personal y/o con cargo a proyectos de la Unión Europea (UE), empresas, universidades, comunidades autónomas (CCAA), etc.

Téngase en cuenta que el EdA ha forzado una paralización súbita e imprevista de la mayoría de las actividades que requieren trabajo presencial en los laboratorios, centros tecnológicos y centros de investigación. Aunque muchas actividades sí puedan seguirse desarrollando de forma telemática, la aplicación del EdA ha supuesto una importante paralización de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación en España (por encima del 85 %), y esa suspensión afecta a muchísimos contratos, no sólo a los dependientes de subvenciones directas en convocatorias de personal, sino también a los financiados mediante los proyectos de investigación concedidos por las distintas AAPP a todos los niveles (así como múltiples instituciones de derecho privado). El impacto del EdA en dichos proyectos es aún difícil de evaluar, pero en muchos casos el efecto de este tiempo de pausa en las actividades que requieren trabajo presencial no podrá recuperarse completamente al levantarse la actual cuarentena, y por eso nos parece importante extender la actividad de esos contratos y proyectos al menos por un periodo equivalente a lo que dure el EdA.

Por otra parte, nuestro sistema reconoce la independencia de las Universidades en gran parte de su gestión. No obstante, sería deseable que la presente situación no creara desigualdades y, por tanto, agravios comparativos e injusticias, al tomarse resoluciones dispares en las distintas universidades frente al EdA. Las noticias recibidas apuntan, por ejemplo, a que ciertas universidades considerarán la posibilidad de permitir por este motivo (EdA) aplazamientos para la presentación de los trabajos fin de grado (TFG) o máster (TFM), o para las defensas de las tesis doctorales, extendiendo el tiempo máximo permitido para la presentación del TFG, TFM, o la tesis, e incluso exonerando del pago de nuevas tasas en los casos que ese aplazamiento se lleve a cabo. Sin embargo, otras universidades insisten en que los plazos deben mantenerse. Obviamente, la flexibilidad y solidaridad de las primeras sería el ejemplo a seguir.

Es por eso que solicitamos al Ministerio de Ciencia e Innovación y al Ministerio de Universidades que:

  • Extiendan la posibilidad de prolongar los contratos a todas las convocatorias públicas de personal de investigación que dependen de esos Ministerios (independientemente del tiempo que falte para su finalización), y lo mismo para el plazo de ejecución de todos los proyectos en vigor y los contratos que dependen de ellos.
  • Se coordinen con las otras AAPP (Consejerías con competencias en investigación de las CCAA, Diputaciones, Universidades,  etc.) para que hagan lo mismo.   
  • Negocien (en la medida de sus posibilidades) con los financiadores privados para que ellos también se hagan cargo de la expansión de los periodos de ejecución/contratación.
  • Soliciten a la UE medidas para que estas prolongaciones también sean aplicables en proyectos con financiación comunitaria.
  • Coordinen la respuesta de las distintas universidades,y en su caso regulen las normas para que los estudiantes y doctorandos de todas las universidades puedan acogerse por igual a medidas compensatorias por la paralización de las correspondientes actividades presenciales de investigación en estos estudios.
  • Por último, solicitamos que el Artículo 49 del RDL 11/2020 “Disponibilidades líquidas de los organismos autónomos y otras entidades integrantes del sector público estatal no se aplique a los organismos del sistema sanitario y del sistema público de I+D.

Siendo conscientes de que estamos en una situación de crisis, nos gustaría remarcar la importancia de la investigación y la ciencia, ahora más que nunca, y no solamente de la investigación relacionada con la medicina y la sanidad. Las aportaciones de la investigación y la ciencia son muy numerosas y tienen un carácter transversal, abordando distintos retos de la sociedad actual. Para salir de esta crisis sanitaria, y de la crisis económica que viene, es necesario revertir los recortes en sanidad, pero también en educación y en ciencia. Un modelo productivo basado en Ciencia, Tecnología e Innovación es lo que permitirá poder afrontar crisis como éstas, y las que vengan, por lo que, de nuevo, reivindicamos un Pacto de Estado por la Ciencia.

CON EL APOYO DE LOS SIGUIENTES COLECTIVOS, ASOCIACIONES, SINDICATOS:

– Marea Roja 

– Ciencia con Futuro (CCF)

– Ciencia para el Pueblo (CxP)

– Asociación Española del Avance por la Ciencia (AEAC)

– Defensa de la Dignidad Investigadora-Universidad de La Rioja (PDDI-UR)

– Asamblea Dignidad Investigadora UAM

– Asociación Nacional de Investigadores Hospitalarios (ANIH)

– Federación de Jóvenes Investigadores (FJI)

– Asociación de Jóvenes Investigadores Innova Salamanca (INNOVA)

– Comisiones Obreras (CCOO)

– Unión Sindical Obrera (USO)

– Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) – Unión General de Trabajadores (UGT)

Deja un comentario